El video más caro en toda la historia de Yeah Yeah Yeahs para poder salvar las ventas del último album, Mosquito, que no ha cubierto las expectativas que se esperaban del grupo. Nadie había filmado en la cúpula del Empire State de Nueva York. Ahora pueden presumir de ello.