YA NO SE VIVE DE GRABAR MUSICA; SE VIVE DE PASAR MUSICA

Satoshi Tomie es un productor japonés que alcanzó cierta relevancia con su album, “Full Lick”. Hace ahora siete años. Era un album que no estaba mal y que nos hacía creer que detrás de un disc-jockey podría existir un buen músico . Eran los tiempos de Fatboy Slim.
Ahora, caba de hacer unas declaraciones que dan con la tecla de lo que sucede en estos momentos. Satoshi dice que ya no puede vivir de la música que graba, de la música que produce. Nadie la compra. Sólo se la bajan gratis. Ha encontrado otra manera de ganarse la vida ,pasando la música que considera más interesante.
Es decir, ya no se vive de las grabaciones, sino de la música que como especialista inicita a que se consuma gratis o pagando.
La cosa está bien clara. Es otro modelo de negocio para los que todavía se dedican a la música  y que no son precisamente los Rolling Stones,Police, Genesis o Led Zeppelin ,que pueden ganar millones con su giras fantasmas, como espectros del pasado.