YA NO HAY MENTIRAS EN WHITE LIESMe ha dejado con excelente sabor de boca el segundo álbum de , titulado finalmente “Ritual”. El disco cuenta con al menos cuatro canciones de enorme interés.

Puedo decir que mi favorita y pronto la tendremos en la lista de favoritos, se llama ‘The Power and the Glory’, pero también es excelente la que ha elegido la propia compañía Universal como tema estrella y que se llama ‘Bigger than us’.

Me extrañó mucho que su opera prima, “To Lose my life” alcanzara el número uno de ventas en Inglaterra, porque era un álbum con bastantes defectos, con muchos matices oscuros, con algunas  sombras musicales.

El progreso, las ascensión en la calidad de las canciones y, sobre todo, en la interpretación vocal de Harry Mc Veigh es imparable. Un álbum que está excelemente terminado por Alan Moulder.

Moulder hace años que produjo a Depeche Mode. Recientemente, ha trabajado con Death Cab For Cutie y ha logrado obras de enorme interés, que culminaron con el último álbum que ha hecho Trent Reznor como  Nine Inch Nails.

Lanzar en enero un álbum significa decididamente, que no es una prioridad en la compañía Universal. Pero hace años que las compañías son puñeteras casas de empeño, manejadas por contables de dudoso gusto.

Es más que posible que se equivocen con “Ritual”, porque es ya el primer gran álbum del año. No sé si hay en White Lies una línea de influencia con Joy Division, con Ian Curtis, con Interpol o con todas las marcas que quieras colocarle. Lo cierto es que el nivel de composición es más que interesante y Harry canta cada vez mejor.

Abajo, nuestra favorita ‘The Power and the Glory’, en directo. No hay video todavía.