Portada original de octubre de 1992

Portada original de octubre de 1992

Y todavía esa especie de degenerado musical, hipócrita y cínico que es avisa de que él ha creado un procedente y que su éxito es más que notable. Es, simplemente, histórico. Porque ha creado un monstruo de movilización en la red para poder noquear a su criatura.

Como dijo el crítico del Times eso es darle la vuelta a una derrota y querer convertirla en una victoria.

Efectivamente, los ingleses y la red en general ha dado síntomas de vigor, de inteligencia y de rabia ante el incontestable poder de programas como X Factor o todos los “triunfitos” del mundo.

Al final, es eso, una desesperada pelea con los agentes que luchan contra la música. Y tengo que reconocer que el gafe de Ben Elton tenía razón al plantear un combate parecido en su guión del musical We will rock you para Queen.

Pero Simon Cowell, a pesar de que su “triunfito”, el impresentable de MC Elderrys ha perdido su batalla por el número uno en Inglaterra ante , además con un tema que me alegro que haya sido ese, es una derrota que le sabe a gloria, porque todo el mundo ha estado pendiente de él e incluso aha vendido más que en otras ocasiones, por ejemplo el año pasado.

Me temo que Cowell se lo ha tomado, como que él influye incluso ante sus detractores. Efectivamente, no podemos tomar esta batalla como simple maniqueismo. Desgracidamente, es la sociedad la que está absolutamente podrida y maneja por la televisión, por el Gran Hermano. Este, ahora, se llama Simon Cowell.

Abajo, el clip de Rage Against the Machine.
[ad#adsense-468×60]