El líder de Arcade Fire, Win Butler, ha criticado al presidente Donald Trump por los presuntos comentarios en los que se refirió a El Salvador, Haití y naciones africanas como “países de mierda”.

Posteriormente Trump ha dicho que el lenguaje que utilizó en una reunión con senadores demócratas y republicanos fue duro, pero que no dijo eso.

Las presuntas palabras del presidente fueron: “¿Por qué tenemos a todas estas personas de esos países de mierda aquí?. ¿Por qué necesitamos más haitianos? Llevaoslos.”

Hay que recordar que Regine Chassagne, mujer de Butler y compañera de grupo, es de ascendencia haitiana, y que la banda incluyó un tema titulado “Haiti” en su álbum debut “Funeral” de 2004. Además una de las influencias de ‘Reflektor' fue la Rara, un estilo musical haitiano.

Butler utilizó su Twitter para devolverle el golpe a Trump, diciendo que los supuestos comentarios muestran el “propio racismo y xenofobia” del presidente.

“Los comentarios de Trump sobre Haití, no reflejan nada sobre ese asombroso país, y solo sobre su propio racismo y xenofobia. Haití es uno de los lugares más especiales y sorprendentes en los que he estado en esta tierra, y necesitamos más haitianos-estadounidenses”. 

Resultado de imagen de chassagne regine haiti

Trump, entretanto, insiste en que no fue eso lo que dijo:

“Nunca he dicho nada despectivo sobre haitianos aparte de que Haití, obviamente, es un país muy pobre y con problemas. Nunca dije ‘echadlos'. Tengo una relación maravillosa con haitianos. Probablemente debería grabar futuras reuniones. Desafortunadamente, ¡no hay confianza!”.

Sin embargo, el senador demócrata Dick Durbin, que asistió a la reunión, asegura que Trump profirió “cosas repletas de odio, viles y racistas” y que las dijo repetidas veces.