Imagen relacionada

morirá con las botas puestas, tiene 84 años y ningún tipo de intención de retirarse del mundo de la música. Difícilmente lo hará, es una de sus máximas satisfacciones.

El pasado febrero causó gran preocupación su estado de salud, que le obligó a suspender varios conciertos. Un resfriado persistente tuvo la culpa, pero el viejo maestro del country tiene 7 vidas como un gato y reapareció en el San Antonio Stock Show and Rodeo de Texas, y estrenó la nueva canción “A Woman´s Love”.

También homenajeó a su amigo Merle Haggard en el primer aniversario de su muerte, y celebró el 4 de julio, día de independencia americana, en su anual “4Th Of July Picnic”, con familia, amigos y un gran, impresionante, cartel de músicos invitados.

Resultado de imagen de nelsons 4th july

Ayer le entrevistaron en el programa CBS Sunday Morning y Willie se mostró testarudo y con buen sentido del humor. Le preguntaron si se piensa retirar, si considera dejar la música en breve, y el músico contestó:

“¿Qué quieres que deje? Sólo toco música y juego un poco de golf ¡Y no quiero renunciar a ninguno de ellos!”.

Dejó claro que tampoco tiene intención de dejar de fumar marihuana:

“Es bueno para mí. Me impide salir y hacer cosas locas. Puedo relajarme y tocar algo de música y sentarme y viajar y actuar como un adulto, creo”.

Willie Nelson no pierde el humor, tal y como demostró recientemente en “Still Not Dead Yet”. una de las canciones de su último LP “God's Problem Child”.

En “It's a Long Story”, su memorias publicadas en 2015, Nelson relató sus aventuras como “mal chico”, su estilo de vida salvaje con drogas, mujeres y música.

Es un ultra clásico de la música americana, con más de 110 álbumes a sus espaldas, vive en un rancho fuera de Austin, con su cuarta esposa Annie, con la que lleva casado más de 31 años.