Orbit_1402545c

El productor ha manifestado que no volverá a trabajar jamás con . Ha dicho de él que es “realmente horrible”, y que de aquellas sesiones que dirigió para en 2012 no ha quedado nada. Tan sólo un gran mal sabor de boca.

En mayo del año pasado Orbit se metió en unos estudios de grabación con Albarn y Blur y, sin apenas mediar explicación o aviso, Damon Albarn decidió concluirlas “súbitamente” ante el disgusto de William Orbit. Estaban a medias, todavía quedaba mucho trabajo por hacer.

Orbit había anunciado con orgullo en su Twitter esas sesiones, estaba contento de trabajar con Blur.

Para colmo Orbit acusa a Damon de que no le pagaron un duro por el trabajo que hizo para ellos, y asegura, encima, que no ha sido el primero en ser “vacilado” por el cantante. El productor ha manifestado su gran malestar a NME:

 “Oh, ¡no empecemos con lo de Blur! Resumámoslo así: no voy a trabajar con ellos de nuevo. Damon fue realmente horrible Eso es todo lo que diré. Vamos a ponerlo de esta manera:  no me importaría volver, pero no me podrían apremiar a completar un álbum por el que no he sido pagado. Pero, ya sabes , no soy el primero.”

Albarn puso en 2012 sus intereses particulares por encima de los del grupo que le dio la fama y el éxito. Además no se porta muy bien con sus compañeros de grupo, y actúa casi como si fuera un pequeño dictadorzuelo, una estrella consentida que ve a los restantes miembros de Blur casi como peones.

A principios de este año se volvió a anunciar, después de que Damon Albarn editase su LP en solitario, que Blur iban a trabajar en ese esperado nuevo álbum. De momento el disco no hace más que postergarse una y otra vez. Quizá, en el fondo, Damon no esté lo suficientemente interesado.