¿Como es el nuevo álbum de ?. Desconcertante. En una sóla palabra.

Todo se inicia con un impresionante, agresivo y vanguardista tema llamado ‘Art of Almost'. Uno se frota las manos. Creemos que por fín, Wilco se han atrevido a dar un paso adelante, en experimentación, en buscar muchas y diferentes capas de sonido.

Desgraciadamente, todo se convierto en humo cuando llegas al cuarto tema, ‘Capitol City' y nos enfrentamos con lo de siempre. El mismo sonido de siempre.

Aunque reconozca que el quinto tema, justo el siguiente, ‘Drowned me' sea una pequeña joya del álbum.

Es curioso, porque el arranque de “The Whole love” tiene su magia. Jeff Tweddy está ensimismado con el estilo de John Lennon, pero en el segundo tema, ‘Black Moon' se atreve a ser un poco en el estilo “pinkfloydiano”.

Y no sigue mal la marcha con ‘Born Alone', muy Lennon, muy clásico y muy Wilco. Una excelente melodía, sin más pretensiones.Y llegamos a ‘Capitol city', que no puede ser más Johnn o Jeff, porque ya no se distingue. La que conocíamos ‘I might' es la más directa, un gran tema, pero convengamos que no es una preciosidad del podio del grupo.

Efectivamente, como habían avisado, el tema de más de 12 minutos, el pretendido ‘One Sunday Morning' no es más que un atrezzo de un tema de Neil Young, pero no engancha como un himno.

Y me lo esperaba en el tema final, en el ‘Whole love', pero pasa sin pena ni gloria en mis oidos.

No es el mejor álbum de Wilco. Ni mucho menos. Tampoco es el peor, pero uno esperaba más ya que en su propio sello dBpm se iban a atrever a más, bastante más. No ha podido ser.