Hace justo diez años, ante la sorpresa general, la agencia mundial de los derechos de autor, confirtmó que “We will rock you” de Queen y de Brian May , en particular,  era la canción que más se utilizaba en los eventos deportivos, por encima incluso de “We are the champions”, otra favorita.