Tal día como hoy, hace diez años, Eurovisión celebraba su 50 edición. Una serie de jurados de 31 países se inclinaron por decidir que “Waterloo” de Abba era la mejor canción del Festival de todos los tiempos.