Durante la última celebración del Salón de la Fama de los Compositores para  Kool & the Gang se produjo el milagro.  cuando el autentico grupo, con James “JT” Taylor se unió a Robert “Kool” Bell, Ronald Bell y George Brown se unieron en el escenario .

Era la primera vez que Taylor había estado en el mismo lugar  con sus antiguos compañeros de banda,desde hacía  25 años después de un prolongado enredo legal que cortó vínculos y amistades.

Después de sus discursos de aceptación individual, donde JT TAYLORnotó que estaba “honrado de compartir este podio con mis hermanos”, dieron un gran concierto con “Celebration” , como si fueran los grandes días.

Unas semanas antes del show, Billboard habló con los hermanos Bell y Brown, y por separado con Taylor, sobre lo que significa para ellos el honor y la reunión.

Luego,  James James “JT” Taylor se mostró eufórico:

“Se trata de las personas involucradas que ayudaron a escribir mis canciones, tu motivación detrás de las canciones, dónde grabaste las canciones y mi familia. Y todas esas cosas. Y pienso en cómo si este o aquel elemento no sucediera, ¿cómo hubiera afectado eso al resultado de la canción o la hubiera motivado a otra cosa? Y cuando ve cuán frágil es ese proceso y cuán afortunados fuimos de que las estrellas se alineen ese día para que ocurra … así que para mí se trata de la gente y la experiencia.

Asegura que no cambiaría nada:

“Siempre hay cosas que te gustaría cambiar, pero he aprendido que si quitas una parte, podría terminar siendo un desastre, por lo que normalmente no quiero volver atrás y cambiar nada. Pero si hubiera algo que cambiaría sería que ahora no somos amigos como resultado de un caso legal. Una vez que dejé la banda dijeron que nunca fui miembro de la banda, pero reflexionaste sobre cómo hicimos nuestra música. Estuvimos juntos veinticuatro horas durante una década. Nuestras familias estaban juntas, rompimos el pan y oramos juntas. Y cuando se nos ocurrió la música, fue como si algún día un chico tuviese una gran idea y luego saliéramos a la sala y el proceso comenzara. Un día fui yo quien se me ocurrió la idea principal, otros días fue George o Charles. Y teníamos un sistema de hacerlo; realmente solo teníamos el deseo de escribir música. Cuando sucedió todo eso legal, ¿fue realmente así? Nunca podremos deshacernos de la magia que teníamos, entonces, ¿cuál es el punto? Pero cuando reflexiono y veo cómo nuestra música afecta a personas de todo el mundo, es muy humillante. Incluso ahora mismo hablando de eso me da un poco de frío. Siempre lo mantengo a la vanguardia y cuento mis bendiciones.

No se descarta que vuelvan juntos a los escenarios.