No quería ni mencionar ese nuevo fenómeno en nuestro país que ha sido el programa La Voz, otro de los formatos de los “operaciones triunfos” de la basura más basura.

Pero creo que si nos callamos estamos generando un empuje a algo tan grotesco, vergonzoso y repugnante como ese programas, con “maestros” y alumnos.

Decir que Bisbal o Melendi o la Rosarillo son maestros en música es como degradar a toda la profesión a la basura, lo que es el programa.

Y en cuanto a los alumnos, uno no puede más que sentir vergüenza ajena y piedad ante la repugnancia del programa de utilizarlos como carne de cañón, aunque sean clones insignificantes de artistas maravillosos.

Bueno, el tono lo da este país. Y sobre todo, la empresa Mediaset , la empresa de Berlusconi, dueño de Tele 5, la antena más podrida, sucia, insoportable que está destrozando a los pobres españolitos, cada día más empobrecidos con programas que huelen a podrido.

Vaya personaje que es Vassile. Cuanto nos debe despreciar a los españoles con semejantes esperpentos que rigen y dueñan la parrilla de Tele 5 y que se cuelan en nuestros hogares. ¿No hay forma de pararlo?.

¿No hay manera de acabar con un lavado de cerebro que sólo ampara a la mierda?