El mayor problema de Chris Martin en el último album de Coldplay ha sido querer repetir una obra maestra como es este ‘Viva la vida'.