Mick Jagger y Keith Richards, componiendo para el album Exile on Main Street, en el verano de 1971

Richard Branson ha pagado más de un millón de libras esterlinas y se ha hecho con los derechos cinematográficos del libro Exile on Main Street : A Season in Hell  para convertirlo en película a través de su nueva empresa Virgin Films.

Richard Branson siempre ha tenido un morbo un tanto extraño con los Rolling Stones, aunque al ficharles para su Virgin records sólo fue una jugada económica para poder vender más caro su compañía a la EMI. Fue una jugada detestable que Keith Richards nunca la ha podido perdonar, porque se quemó mucho en convencer a Mick Jagger, que no creía en la operación.

El libro que será película explora las crueles relaciones entre Mick Jagger y Keith Richards en el verano del 71, en la Costa Azul francesa, mientras grababan “Exile on Main Strett”.

Durante esa época, Keith Richards estaba absolutamente colgado con la heroína y se empezó a apartar en su relación con Mick Jagger.

El libro que firma Robert Greenfield  narrar todas las turbulencias de sexo,drogas y rock and roll en estado puro, con los Rolling Stones y sus esposas como caldo de cultivo.

Pero mi pregunta todavía sopla en el aire: ¿Se atreverá Virgin a hacer la película, se atreverá Richard Branson?. Yo lo dudo.