euro

Hablemos en serio: aunque el festival de en los años 60 y 70 era muy importante, todo un acontecimiento musical. o al menos televisivo, siempre fue la gran horterada europea. Una tendencia, la hortera, que se ha ido haciendo más patente y agravando, si cabe, con los años.

Las últimas ediciones, que pude observar con mis propios ojos, no han sido más que eso, un desfile de horteras, con o sin pedigrí; una cabalgata de freakies; mucha luz, mucho “show”, y poca música aceptable. Y luego están las componendas y manejos entre países a la hora de votar. Al final resulta que la música es lo menos importante, parece que todo ha sido montado como un pasatiempo televisivo para lucir disfraces, hacer un poco el mamarracho y dar al final un premio al menos malo, al que menos ofende al oído o a la inteligencia.

Ahora se ha anunciado que a Eurovisión se le están cayendo los países. En principio ni Serbia, ni su vecina Croacia, ni Bulgaria, ni Chipre van a presentar un artista para Eurovisión 2014.

Todos alegan dificultades económicas. Los “altos costos necesarios para participar” es la causa concreta del abandono de Serbia. Un país que ganó el festival hace pocos años, en 2007, con “Molitva” de Marija Serifovic.

Eslovaquia, República Checa y Andorra se mantendrán al margen del festival, mientras que Turquía está evitando la competición por segundo año consecutivo, dicen que están descontentos con las reglas del concurso.

Es más, los turcos han creado el festival alternativo Turkivision, que se podrá ver en 20 países y en el que participarán las regiones autónomas pobladas con minoría turcas. En PYD se nos ponen los pelos de punta pensando en como podrá ser este festival.

Quienes si han asegurado su presencia en Dinamarca el próximo mes de mayo son Portugal y Bosnia-Herzegovina.

El plazo para solicitar participar en el festival de Eurovisión ya ha expirado, 22 de noviembre. En principio se han presentado 36 países, pero cualquiera de ellos puede anunciar su retirada del festival, sin penalizaciones, hasta el 15 de diciembre.