Sólo dos millones doscientos mil dólares se gastó martin Scorsese en el video de de ‘Bad’, en 1987. Ahora será más de cuatro.