Al parecer, fueron impresionantes las versiones que hicieron de dos de los temas que son siempre favoritos de Will Butler.

Es decir, el ‘Who´ll stop the rain' de John Fogerty, de la Creedence Clearwater Revival y el ‘The Last time' de los Rolling Stones, la canción que dió pie al arreglo orquestal de Oldham y la subsiguiente versión de The Verve, con ‘Bitter sweet Symphony'.

Todo sucedió en Puerto Principe, la capital de la desgraciada Haiti, patria chica de los padres de Regine Chassagne, la esposa de Will, una víctima del terrible regimen del tirano y loco Duvalier. Regine ya escribió la canción ‘Haiti', en el primer álbum de Arcade Fire.

El grupo canadiense llevaban muy en secreto este conciertos. Hace tiempo que querían donar dinero a la víctimas. Y, por fín, el martes por la noche, actuaron la isla caribeña, ante un público estupefacto. Arcade Fire donaron un millón de dólares a las autoridades.

En la página web hay dos videos maravillosos de las relaciones franceses y norteamericana de Nueva Orleans con Haiti.

Abajo, Arcade Fire , en Haiti.