La presentadora Sofía Vergara y Shakira, personaje del año

La victoria del duo de raperos portorriqueños llamado Calle 13, que nada menos que obtuvieron nueve premios, desprende la pestilencia, la vergüenza y el escarnio de los Grammys Latinos, el peor invento latinoamericano para la música española.

La música española era algo, antes, en Latino América. Ahora, es al revés nos tenemos que tragar a Carlos Baute, Shakira, Juanes, Calle 13  y cualquier artistucho de Méjico, Colombia, Venezuela o Argentina.

La música española está en coma. Nada más que hay escuchar el álbum de ese personaje siniestro llamado Manolo García, repitiendo siempre la misma canción, bajo una apariencia intelectual de casinillo de barrio.

Queréis que hable de música española, pero para hablar fatal, prefiero callarme. No hay mayor desprecio que el olvido.

Los ya ni los televisa una de las grandes. Nadie los quiere en Estados Unidos. Se los ha quedado Univisión para sus manejos en América Latina. Con el escarnio de Calle 13, que es un páramo asqueroso de la colonización yanqui y del hip hop negro, en la colonia Puerto Rico, Shakira se llevó el premio al pesonaje de los personajes.

Hubo premios también para el mejicano Marco Antonio Solís, el portorriqueño David Rodriguez, el peruano Gian Marco y  el cubano Amaury.

Como ven, todos artistas españoles. Es una vergüenza.