LA VERGUENZA DE LAS BEEFEATER LONDON SESSIONS

No es admisible, es de despreciar a la música, que una ginebra haga lo que quiera con los artistas. Los Kooks no tiene la culpa, pero que ellos cerraran las tres actuaciones , en lugar de Emeli Sande parece de un desprecio a la música insoportable.

Pero hay que conocer a los genios de la mercadotecnica.” Hacemos las London Sessions en un Corral de Flamenco como el de la Pacheca”. Y el ejecutivo se cree un genio, cuando es un absoluto imbécil. Es vergonzoso.

Y el público asistente, que no pagaba , eran invitados de la agencia de publciidad y de la multinacional. Ni puñetera idea quien era nadie, pero “mola”.La culpa del desastre no era delos pobres artistas e . Quien pagaba y me parece bochornoso es la ginebra Beefeater, que no sólo mancha un lugar de flamenco como el Corral de la Pacheca, sino que convierte el evento en un esperpentico caso de estupidez y banalidad.

El “más grande ” famoso que logró la marca de ginebra fue Fonsi Nieto (?), al parecer, un Dj de élite. También estuvo Pedro Almodovar , pero este pasó de hacerse fotos. Quería ver y conocer personalmente a Baxter Dury, un personaje insignificante de la música, pero como Baxter vive y tiene un hijo de la nieta del mítico cineasta Zoltan Korda, pues le gusta.

Los Kooks definitivamente, no me gustan mucho. El grupo de Brighton dio la actuación más larga, Para eso eran cabeza de cartel. Es increíble el tipo de público que va gratis a estos bochornosos eventos. No se sabían ni una sóla canción de los Kooks.Y menos de Emeli Sande y aún menos de Baxter. Yo creo que ni Naive. En fín , ridículo. Una verguenza