3308f_1332371

Pharrell Williams está a veces en el mismo borde del plagio y en el asunto “Blurred Lines” ha perdido. Un jurado de Estados Unidos ha decidido que él y Robin Thicke copiaron “Got To Give It Up’ de Marvin Gaye en su exitosísimo “Blurred Lines” que tantos beneficios les ha reportado. Les han considerado plagiarios, y ahora les toca pagar.

Ambos tendrán que dar a la familia de Gaye más de 7 millones de dólares.

La demanda fue presentada por los hijos de Nona, Frankie y Marvin Gaye III, herederos de los derechos de autor de la música de la leyenda del soul tras su asesinato en 1984.

1426030050_339310_1426030337_noticia_normal

Nona, lloraba mientras se leía el veredicto, y dijo:

“En este momento, me siento libre … Libre de las cadenas de Pharrell Williams y Robin Thicke, y de lo que nos intentaron hacer tragar, y de las mentiras que dijeron.”

Por su parte Howard E King, abogado de Thicke y Williams, expresó su enorme decepción por la decisión adoptada por el jurado, que, en su opinión, establece un precedente terrible para la música y la creatividad en el futuro. Por supuesto van a recurrir la sentencia.

1426030050_339310_1426030470_sumario_normal

Richard Busch, abogado de la familia Gaye, dijo a la revista Rolling Stone que los vencedores van evitar futuras ventas de la canción hasta que se establezcan acuerdos sobre regalías futuras.

“Vamos a estar pidiendo al juez que emita una orden judicial que prohiba la venta y distribución de más ‘Blurred Lines’ hasta que podamos llegar a un acuerdo con ellos sobre compartir regalías futuras. Haremos que en una semana o así “.

descarga (2)

Y Williams y Thicke han tenido suerte porque George Clinton no les quiso demandar. “Blurred Lines” ha tenido todo tipo de problemas desde que fue editada, porque no sólo es su parecido con “Got To Give It Up’ de Marvin Gaye, sino su similitud a “Sexy Ways” de los Funkadelic de Clinton. La broma les podía haber salido mucho más cara.