Este garabato como el propio John Lennon lo definía y al que llamó The Fat Budgie” alcanzó veinte mil euros en una subasta. Estamos locos.