y recogieron en la librería John F. Kennedy los premios a los mejores autores de New England. Acudieron los dos, más que siempre se apunta a cualquier homenaje a su ídolo Chuck Berry.