LAS VARIEDADES DE MARC ALMONDTodavia no han pasado ni seis años del grave accidente de Marc Almond y quizá por ello, el caos mental físico del que fuera cantante de Soft Cell ni mucho menos se ha detenido.

Sabemos que a veces se pasa larga temporadas en Barcelona, pero el Soho londinense todavía ejerce en él una fuerza muy poderosa. Pero nada comparable con el morbo que significa para él cualquier tipo de grabación. Lleva más de veintinco álbumes grabados, entre los suyos y los de Soft Cell y otros proyectos completos.

Tras darse un batacazo el año pasado con “Orfeo en el exilio“, su propia historia, con aquellas canciones de Vadim Kozin, que sólo a él le gustaban, ya está a punto de lanzar su enésimo álbum.

Esta vez, le ha llamado Varieté” y está compuesto en su mayor parte por sus propias canciones, porque asegura que ha retomado el gusto por componer, un gesto que tenía dormido tras el aparatoso accidente.

Marc Almond asegura que seguirá con la música hasta que se muera cantando en un escenario. Sus ídolo Charles Aznavour tiene en la actualidad 83 años y sigue en el trabajo.

[ad#adsense-250×250]Almond piensa que hay excesivos agravantes para poder vivir de la música y no que cree que precisamente Internet haya ayudado a los músicos. Pero también conviene en decir que jamás había visto tanto interés por la música en la gente jove . Lo que se traduce en larga y buena vida para los que aman desde luego las actuaciones, aunque sea en un simple cabaret.