La última gira, con David Lee Roth y el hijo de Eddie, Wolfgang como bajista

La prueba de que la industria americana y que Universal Music quiere quedarse con todo es el reciente y espectacular y millonario contrato con .

Un grupo que aparentemente estaba muerto discográficamente desde aquel infame último album con el cantante Gary Cherone, de Extreme  y que llamaron Van Halen III.

Pero bastante es que hayan movido el arbol, al asegurar que hay nueva gira y la recuperación de David Lee Roth , que ha aceptado ser nuevamente el cantante y volver a grabar con los hermanos Van Halen, Sony saltó a la palestra y quería firmarle un enorme contrato.

Pero, al final, el inquieto Jimmy Iovine , que siempre le ha vuelto loco el grupo, se lo ha arrebatado a Sony y su sello Interscope, que es parte de Universal , ha pagado más de 5 millones de dólares por un sólo album para ver que tal va. Hay parte de dinero también de la gira.

Los planes de Jimmy Iovine es que hagan un album en la senda de Nigelback , que es el territorio que todavía tien muchos adeptos y son grandes compradores de discos.

El propio Iovine no quiere a Sammy Hagar y menos Roth y Eddie Van Halen, el que fuera el mejor guitarrista dado un momento. Su hijo Wolfgang seguirá en el bajo.

Al parecer había muchas canciones grabadas ya con Roth. De esa manera, Iovine fichó nuevamente al grupo.