Universal se gastó una fortuna en la presentación del nuevo álbum de Van Halen, en los estudios Hensen, los viejos estudios de Charles Chaplin. Incluso hubo parodias de cabaret con Dave Lee Roth, sólo para dos centenares de periodistas y vips en Los Angeles.