415

Portada del tercer album de , que cubre todas las expectativas

El “mentiroso” e inteligente Ezra Koening había dicho a los periodistas “indies”, a los que desprecia, que el nuevo  y tercer album de Vampire Weekend , titulado Modern Vampires of the City , estaba totalmente centrado en películas estúpidas como The Love Guruy o Bride Wars, con el Mike Meyers más mediocre.

Por supuesto, ha llegado el bajista, el más músico, Chris Baio y ha dicho que eso simplemente es mentira, que Ezra ha tomado el pelo.

Pero, ¿que ha pasado en el grupo para que hayan tardado nada menos que tres  años para sacar un nuevo album desde Contra?. Pues, simplemente que no tenían canciones.

Hace dos años empezaron a grabar en Excello el estudio de Brooklyn. Pero de aquella tanda de canciones, su sello XL, que ahora presume de saber mucho, tras el éxito de Adele, les dijo que buscaran un nuevo productor y que se pusieran a grabar de verdad.

El peor castigo para un neoyorkino es irse a Los Angeles. Pero no tuvieron más remedio. Los resultados han sido magníficos, la compañía tenía razón.

Vampire Weekend ha trabajado con ese pequeño genio que es Ariel Reschshaid, en el estudio de este, en  Echo Park, la zona de moda en la música de vanguardia en L.A. Por eso, los Rolling Stones actuaron en el club Echoplex.

Se nota mucho en el primer single. Un tema extraño, funfamentalmente inteligente y que me ha llamado mucho la atención. Se llama, simplemente, ‘Step'.

Pero hay otras maravillas como ‘Obvoius Bicycle' y la serena vanguardia de ‘Unbelievers'.

Me gusta, me gusta mucho que hayamos podido recuperar a un grupo del movimiento de Brooklyn, que en la pasada década parecían que eran los únicos revolucionarios.

Vampire Weekend siguen chupando sangre fresca, afortunadamente. Hasta la portada y el concepto es interesante. Una foto de Nueva York con niebla, y esos vampiros modernos que está en la ciudad, en cualquier ciudad del mundo.

Abajo, la primer canción que nos dieron a conocer:

[youtube id=”mX46e4GtlXM” width=”630″ height=”350″]