, dado por muerto, pasea por los comercios de la isla caribeña de St Bart, donde se ha ido a pasar unas largas vacaciones.