Tal día como hoy de 1985, Eurythmics conseguían su único nº 1 en listas británicas con “There Must Be an Angel (Playing With My Heart)”, con la inestimable colaboración en la armónica de Stevie Wonder.