recuerda con inmensa satisfacción el lanzamiento de Look What You Made Me Do , la increíblemente canción de éxito que produjo y co-escribió con Taylor Swift..

Y recuerda:

“Sabía que iba a ser un momento muy intenso. Sabíamos que eso iba a acabar en éxito .Recuerdo haber dicho: ¡esto va a hacer  pensar a mucha gente”.

Taylor Swift no es el único éxito,  porque Jack ha grabado,producido y compuesto el segundo álbum de Lorde,  sofisticado y desgarrador como es “Melodrama” .

Hizo lo mismo con Masseduction , el ambicioso avance comercial de St Vincent, y escribió para el séptimo álbum de Pink, Beautiful Trauma . Y eso es solo  en 2017.

En medio ,  su propio proyecto musical Bleachers , que comenzó mientras aún estaba  con su anterior banda, Fun.

Pero es que este genial Jack Antonoff  ha colaborado con pioneros del pop como Sia, Grimes y Carly Rae Jepsen. Sus asociaciones impecables con mujeres de esta  época no se limitan sólo  a su carrera: la novia de Antonoff es Lena Dunham,  y en la escuela, salió incluso con Scarlett Johansson.  Sabe tratar a las chicas.

El hecho de que Antonoff trabaje casi exclusivamente con artistas femeninas no es una coincidencia.

De ninguna manera me siento como una mujer.Me siento muy masculino. Pero cuando estoy escribiendo no pienso en Lou Reed o Bowie. Pienso en Kate Bush, Björk, Fiona Apple. Siempre me he sentido atraído por artistas femeninas que son brutalmente honestas. Eso es mucho más atractivo para mí que muchas de las extrañas formas en que ciertos compositores masculinos te guían, que ocultan y enmascaran sus emociones “.

 

Gracias a Antonoff, esa brutal honestidad , está de regreso en el nuevo pop a lo grande que él mismo ha creado. Describe su método de composición de canciones para desentrañar “las cosas más tristes, más inquietantes y más reales por las que alguien podría pasar, y luego tratar de encontrar la manera de coserlas como canciones pop”.

En el álbum de Lorde, su política  dio como resultado una mirada conmovedora a la soledad y el rechazo :

La verdad es que soy un juguete que la gente disfruta / ‘Hasta que todos los trucos ya no funcionan / Y luego se aburren de mí'”.

Así canta Lorde  sobre  su responsabilidad , en el tema que fue co-escrito por Antonoff. Esto llevó a  pensar a Swift y revelar cómo las representaciones negativas de sí misma en la prensa la han atormentado muchísimo. El resultado  en el tema  Look What You Made Me Do, y Annie Clark de St Vincent hablando de varias relaciones desgarradoras en su  reciente álbum, contando  una historia de  un amigo sin hogar y otra con su amante,  apunto de reventar.

El álbum de Clark fue anunciado  como un hito por su franqueza , algo que le da crédito a Antonoff por ayudarla a lograrlo.

 

Y St. Vincent, Annie asegura:

“Decir que cambió mi punto de vista sobre la música sería una subestimación. Pero si cambió  mi visión de la vida “.

La vida puede o la muerte puede ser determinante como apunta Jack:

“Cuando tenía 18 años, mi hermana Sarah, de 13 años, murió de cáncer cerebral.  Escribo sobre muchas cosas diferentes, pero siempre hay un tema central, y para mí desde entonces la muerte de mi hermana me ha marcado”. 

Hay una sensación retro en la música de su propia banda Bleachers, recordando tanto a Bruce Springsteen como a la nostálgicas bandas sonoras de las películas de John Hughes.. Pero Antonoff dice que sería un error ver a los Bleachers como nostálgicos o retrógrados.

Y dice:

“Una cosa  es escribir sobre la pérdida y el dolor , pero otra cosa es la música . No veo mi música como nostálgica. Ahora ,  estoy reflexionando sobre ese estilo que se congeló, que todavía está conmigo”.

Hablar con otros sobre este sentimiento a través de su música es cómo Antonoff da sentido a su música .

“No busco a otros niños judíos de Nueva Jersey que perdieron a su hermana cuando tenían 18 años.Estoy buscando personas que sientan que no pueden encontrar el equilibrio perfecto para seguir adelante y aferrarse al pasado. Pero eso es lo que  la escritura popular consigue : encuentra algo con lo que nadie pueda identificarse y lo conviérte  en algo en  que todos puedan reflejarse”

 

En estos días, Antonoff siente apasionadamente  el poder del pop, pero no siempre fue así.

“Yo sólo  como  pensar y querer  follar con la música pop . Era cuando me sentía un adolescente a fines de los 90. Fue un momento particularmente horrible para las listas de éxitos en ambos lados del Atlántico: el cambio de milenio se vio afectado por la combinación profana de bandas nu-metal como Limp Bizkit y pop de mala calidad que “realmente nos empujó a muchos a encuntrar la música indie . La escena indie de East Village era magnífica . También la eventual escena indie de Brooklyn, con  Dirty Projectors, Grizzly Bear. Son artistas y bandas  que nacieron del  disgusto común  que había por la radio comercial de finales de los 90”.

Como resultado, Antonoff pasó su adolescencia en un grupo punk llamado Outline y también la banda independiente indie, Steel Train. Luego, en 2008, se unió a Fun, cuya ridículamente pegadiza canción de 2011, We Are Young , llegó a vender casi 10 millones de copias.

Aquello catapultó a Antonoff al firmamento pop, un lugar en el que asegura no le ha hecho cambiar.

“Creo que es diferente ahora. Cuando la corriente principal es buena, hay menos necesidad de escenitas. Muchas de las estrellas más importantes, como Beyoncé y Kendrick, son jodidamente increíbles, así que si hablas con un chico normal, podemos estar de acuerdo. Si le preguntaras a un niño en 1997 qué pensaban de la radio, dirían: esa mierda es una mierda . Kendrick y compañía podrían estar uniendo gente, pero el mal pop aún puede tener un impacto devastador en el mundo. No puedes alejarte de la música pop; está en el aeropuerto, está en la calle, está en todas partes. Entonces, cuando escuchas cosas que son estúpidas, duele. No es que todos en la industria de la música tomen en serio esa amenaza. Hay gente que piensa, joder, hagamos la melodía más estúpida y la producción más tonta, sólo para poder capturar a todos. Y luego tienes a otras personas, como yo, que piensan que lo más hermoso que puede suceder es cuando el mundo es capturado por algo de calidad”.

 

La respuesta, dice, es cómo  saber equilibrar el populismo con la inteligencia.

“Podría obtener mucha prensa si tuiteara una foto de mi polla, pero sería estúpido. Sería como Trump. Entonces, ¿cómo capturas a un gran grupo de personas sin ser estúpido?

En persona, Antonoff es a la vez cachorrito y inquieto, dando vueltas  con una gran sonrisa de tonto, pero también claramente ansioso. Una producción de Antonoff se caracteriza por un lirismo sincero e intensamente personal  que destila y una inquieta corriente de “extraños comentarios que hacen tictac en la parte posterior”, como su producida Lorde lo describió recientemente.

En una reciente actuación  de Bleachers en Londres, Antonoff interrumpió el concierto para dar una conferencia sobre ese mismo comentario, describiendo el sonido, el producto de un sintetizador Roland Juno 60, como “la columna vertebral de la banda”.

También describe sus colaboraciones con estrellas pop de alto perfil como tumultuosas:

“Es como una relación. Es salvaje. Vas a pelear y estarás asustado y triste y emocionado y todas esas cosas. No creo que sea muy diferente a dar un salto de fe con alguien otra persona o músico “.

Antonoff no solo está evidentemente horrorizado por el sexismo de la industria de la música .

Y recalca:

“Todos tienen  que esconder una historia loca, tortuosa.  Nunca conocí a alguien inmune a ella.  También está claro sobre quién tiene el control. Las mujeres con las que trabajo son poderosas. No estoy  diciéndoles que tienen que  hacer . Estoy, simplemente, trabajando con ellas”  .

¡Y CON QUE ÉXITO!.