Ayer se estrenó el divertido anuncio de “Skeetles” (caramelos masticables de fruta) para la Superbowl 50 con de de protagonista por partida doble.

En él puede verse como Tyler – en su mansión con armaduras, discos de oro, etc…- se aproxima a los artistas de su retrato en Skeetles para que se lo muestren, y cuando se descorre el velo no le gusta nada lo que ve. “No se parece nada a mí”, grita.

Tyler de carne y hueso le pide al Tyler de caramelo que entone “Dream On” (sí, la misma que pone en sus mítines Donald Trump sin permiso). El retrato de Skeetles no lo hace nada mal, pero el real malévolamente le pide que suba de tono.

El retrato aguanta una subida pero no una segunda cuando tiene que sacar todo el “metal” (ver clip más abajo).

Steve Tyler ha sido el último músico en protagonizar un anuncio para la Super Bowl, que tendrá lugar el domingo 7 de febrero. También Drake va a recrear “Hotline Bling” para un anuncio de T-Mobile durante el juego.
El mes pasado Guns ‘N Roses acusaron a Steve Tyler de “intentar agenciarse la paternidad de su reunión” en el programa de radio de Howard Stern.