El “Epitaph” de Greg Lake, o lo que es lo mismo, el de King Crimson en su fantástico debut en 1969, “In the Court of the Crimson King”, la canción que cierra la primera cara. Una composición de Ian McDonald y Pete Sinfield que interpretó esplendorosamente Greg Lake.