UN

En tan sólo 12 minutos no se tiene tiempo para más. Así que Bruce no quiso hacer experimentos y atacó primero con "Tenth Avenue Freeze out" ,pero con la versión de tres minutos del  album "Born to run" y ni se le ocurrió desplegar la de 15 minutos que desarrolla en directo, en ocasiones.. A continuación, como había que vender el nuevo album, hizo una rendición muy efectista de su "Working on a dream".
El "rush" final fue de lo más efectivo con "Born tu run" y "Glory days". Springsteen, en pleno apocalipsis, dijo que se iba incluso a Disneylandia.
Un show contundente, sin fisuras. Los años de actuar en estadios le da una solidez a proeba de bomba.
Abajo, la segunda parte de su actuación.