Tal día como hoy, Paul Weller anunciaba la disolución de Jam. Como líder no aguantaba a sus dos compañeros. Beat Surrender fue el último single, la última gran canción de Jam.