UNA DE LAS ULTIMAS ENTREVISTAS DE JULIAN RUIZ CON PAUL MC CARTNEY vive con tal intensidad sus 70 años , que tiene incluso pasmados a sus hijos. Aún con  la edad pasada de largo de un jubilado es como si no quisiera abandonar los años de la “beatlemania” , la locura de la prensa sensacionalista o la actividad musical de una estrella en plena efervescencia.

Mc Cartney o  Sir Macca , “el prodigioso” no pierde la sonrisa ni siquiera en los momentos más volcánicos de su vida sentimental. Paul  sufre una tormenta de “tabloides sensacionalistas . Han publicado las nuevas fotos de su nueva esposa. Una millonaria americana de 47 años, vecina de su mansión en Long Island, ex amiga de Linda ,llamada Nancy Shevell. Pero de eso, lógicamente, no vamos a hablar.

A Paul le interesa hablar de un triple DVD ,que ha llamado “The McCartney years”. Un repaso interesante en 5.1,surround y alta definición de toda su carrera en solitario, desde que en abril de 1970 dijo que abandonaba a los Beatles.

– No te cansas nunca, ¿es?. Es admirable como te has enfrentado a recopilar todo este material, como si hubieras visto pasar ante tus ojos casi cuarenta años. Ha debido ser un fuerte impacto emocional.

– Es como el sentimiento de una persona que se está ahogando y nada para seguir adelante. Hay muchos impactos emocionales en estos videos. Por ejemplo,  ver a Linda contigo, actuando, conviviendo. Hay emociones mezcladas .Tristes momentos ,con algunos muy felices. Quizá algunos pequeños detalles son los que casi me han obligado a dejar alguna lágrima.

– Hay algunos videos en los que ni siquiera apareces .¿Como es eso?.

-Ah,no. Eso son los que más me gustan.

– También aparecen videos en los que te atreves con algunos temas de los Beatles.¿Nostalgia?

– Es verdad que puede resultar sospechoso , pero sentía necesidad de que algunos temas de los Beatles que no tuvieron imágenes en su día ,los tengan ahora. Ya sabes que era muy tímido en los tiempos de Wings. No me atrevía a tocar ningún tema del grupo en directo. Pero ,al final, me dije a mí mismo.”¿Por que no?”. No puedes ir en contra de la gente que siente nostalgia. Ni siquiera tu mismo.

-Bueno,en algunos de tus videos has utilizado a Ringo como actor o como batería…

– Bueno, Ringo es una estrella de cine. Siempre lo fue. No le cuesta mucho. Está en su propia personalidad. Todos nos dimos cuenta de ello en “Que noche la de aquel día” . Así que Richard Lester le dio casi el papel de protagonista en “Help”. Película que ahora podemos ver remasterizada. Acaba de salir. Y estamos orgullosos de ella. Tanto Ringo como yo mismo.Y, por supuesto, uno de mis mejores videos es “Beatiful night” ,en el que aparece Ringo, junto con Linda.Una historia surrealista que acaba con aquella dama escapandose en el agua hasta el final. El realizador Julian Temple hizo un gran trabajo. Le había llamado ,porque me gustó mucho su  película de los Sex Pistols.

-Desde los tiempos de los Beatles hasta el momento, la industria ha cambiado mucho. ¿Crees que el video siempre ha sido un buen vehículo promocional para la música?

– La llegada del video fue como una espada de doble filo. Por un lado era excitante poder hacer un pequeño film para una canción. Pero por otra, no siempre se tenían buenas ideas. Por lo tanto, resultaban aburridos, insoportables.”Pipes of peace” es el ejemplo de que había una buena idea. Estabamos viendo la BBC el día de Navidad y vimos en un documental como los soldados alemanes y los soldados ingleses salían de sus trincheras y se ponían a jugar al fútbol. Eso era una buena idea para un vídeo.

-Es decir, que salvo honrosas excepciones, el artista prefiere que le hagan un video con una actuación en directo.

-Más fácil, claro. Eso lo que más he hecho en mi vida ,desde los tiempos de los Beatles,salvo las películas con Lester y ese experimento que fue “Magical Mystery Tour” ,que no es tan mala como se dijo cuando se estrenó en blanco y negro y en la BBC. “Let it be·” fue un mal experimento y eso que se nos veía tocar ,ensayar, no actuar. Hemos pensado en editarla en DVD ,pero hay tan malas experiencias en ella ,que todavía pensamos que es mejor olvidarla de momento.

– ¿Guardas algún otro mal recuerdo?. Por ejemplo,en directo.

– Hemos incluido en este DVD ,mi actuación en el Live Aid. Me llamó Bob Geldof y le dije que no podía actuar. En esos momentos, no tenía ni grupo. Pero me convenció. Salí al final. Ni había ensayado ni habían probado el sonido. Al piano y a tocar. Me está viendo el mundo entero en televisión y ni me oía mi voz ni oía mi piano ni nada de nada. En medio de la actuación de “Let it be” se oyó un acople terrible. Y,¿Qué hago?. Algo en mi interior me dijo :”Canta, Paul,canta”. Y seguí . No me preguntes más. Fue una pesadilla ,pero la gente me ayudó y cantaba conmigo. Todo Wembley. Trato de olvidar todo aquello.¿Terapia?.Sí.

– No se te olvidan las nuevas generaciones e incluyes en el DVD tu actuación en el Festival de Glastonbury. ¿Era un momento espacial para ti?

-Toda mi vida ,desde los sesenta ,quise actuar en grandes festivales. Con los Beatles no pudimos estar en el  de Wight ni en Woodstock. Así que quedaba ahora Glastonbury. Cuando me llamó el director Michael Eavis ,no le dije que sí al primer momento. Pero,luego, pensé que era lo que quería hacer desde hace mucho tiempo. Me emocinó actuar en el festival. Estoy orgulloso de ello.

Había unos periódicos encima de la mesa ,con la historia de la millonaria americana. Era como si nadie quisiera verlos. La última tentación fue preguntarle sobre su última batalla con Heather Mills ,a propósito de su divorcio y la negativa de Paul a darle la casa de Beverly Hills ,en el 9536 de Heather Road, la casa donde murió George Harrison y que Paul había comprado a la viuda de Kart Cobain. Pero ya tiene bastante con la prensa amarilla.