Aunque el video es excesivamente simple, en blanco y negro, reminiscente de The streets of Philadelphia, Rocky Ground es la última gran cancion de Bruce Sprinsteen. Fue numero uno, naturalmente, de PLASTICOS Y DECIBELIOS.