Fue hace tres días, el 20 de julio en el Roundhouse londinense. La última canción que cantó fue ‘Love is a losing game’.