Live Nation asegura que no se suspende el concierto de , en Sevilla, el próximo 29 de septiembre, el mismo día de la huelga general en España. Live Nation ha pactado con el ayuntamiento sevillano para que ese día no haya problemas en montar todo el complicado ensamblaje de la gira de U2. Pero en este absurdo disparate, están preocupados y, ahora, ya se han dado cuenta que ese día el país estará absolutamente parado, que habrá piquetes por todos lados y que ni siquiera los servicios públicos funcionarán. Nada de nada. Será un caos. Y digo yo. ¿No será más fácil retrasar el concierto un día más, para el 30 de septiembre?. Y todos nos ahorarríamos problemas. O adelantarlo un día,porque el anterior concierto es en San Sebastián el 26 y da tiempo de sobra para el montaje. En fín, uno no entiende nada y no comprendo como el manager Paul Mc Guinness, que es una autentica fábrica de despropósitos desde que se le ocurrió esta gira, esté empeñado en no cambiar la fecha.

¿No sabe lo que es una huelga general?. Los más catastrofistas no dejan de apuntar que a U2 se les ha escapado o perdido su “baraka” y que todo es un conjunto de inconvenientes para la banda irlandesa, como si les hubiese mirado un tuerto. El problema de la espalda de Bono les ha costado la broma de once millones de dólares. Pero Mc Guinnes no para de tratar de solucionarlo para ganar dinero y generar más problemas. Ahora parece que quiere llevar a la banda, en marzo del año próximo a Chile, Argentina, Brasil. Otro guiño más a la suerte. Increible.

Abajo, ‘Moment of surrender'.