Two Door Cinema Club son de Bangor (Irlanda del Norte). Bangor es una ciudad mágica o trágica para la historia del pop. Creo que ahora se ha convertido como en una buena noticia.

Efectivamente, siempre hay que llevar cuidado con los críticos británicos. El primer álbum del grupo, “Tourist information” no estaba nada mal, pero este sí, este “Beacon” es la prueba de que nos encontramos ante un gran grupo.

Sobre todo por la voz, mágica y con un timbre brillante del querubí Alex Trimble. Como siempre, los grandes grupos dependen siempre de una gran voz.

No es que me guste mucho la producción de Jack Knife e ignoro la razón por la querían grabar allí, en Los Angeles.

Me imagino que para pasarse un buen mes en la ciudad, capital del mundo del espectáculo. Porque Jack abusa de la compresión digital y tampoco es un buen programador electrónico y a los irlandeses les gusta jugar con el electro pop.

Por ejemplo, en  ‘The World is watching', un reflejo de lo que les esperaba con este su segundo álbum, el de la confirmación.

Creo no obstante que ‘Sun' es la mejor canción del álbum, como un reto en vanguardia. Por lo menos, tiene una nueva implantación del movimiento entre la estrofa y el estribillo.

Eso sí, “Beacon”, como se suponía es el tema más grandioso, con un coro final maravilloso, un himno. Para esa es la canción que da título álbum.

No sé si Two Door Cinema Club van a estar a la altura de Coldplay, the Killers, de Keane, pero pudiera ser. Más que cierto.