Un tumulto de gente se registró a las puertas del Virgin megastore de los Campos Elíseos de París para comprar las trescientas cincuenta entradas puestas a la venta para el concierto de esta noche de los