Coldplay se tomaron muy en serio el primero de sus dos conciertos en el Hollywood Bowl y, realmente, las críticas al primer concierto fueron muy positivas. Sobre todo, para Los Angeles Times.