El gran Marc Bolan, como T. Rex, producido por Tony Visconti y su genial “Get it on”, probablemente, la mejor canción de toda la historia del Glam.