Desde hace cinco días se sabe que se han vendido tres auto retratos de David Bowie, en Corwall, por unos ocho mil de euros. Este es el más llamativo. Bowie no ha dicho ni una sola palabra.