Portada de la remasterización de "Pretty Hate Machine"

No sé lo que ocurrió realmente entre y el viejo productor Jimmy Iovine, el jefe de Interscope, en aquel día de mayo del 2007, cuando discutieron por el último álbum en Universal, el polémico “Year Zero”.

Reznor llegó a insultar a la compañía. Casi tachó a Interscope de ladrones y para crispar más el ambiente, el siguiente álbum de , el distante “The Slip” lo dió gratis en la red.

Ahora, ha vuelto a un cabreo fenomenal a cuenta de una reedición de “Pretty Hate Machine” -quizá la joya de la corona de Nine Inch Nails- , que incluso que ha sido remasterizado por el propio Reznor y su ingeniero favorito, Tom Baker.

Ha dicho a los fans que no compren esa edición, que es una idioteza, que es casi lo mismo que el original y no merece la pena gastar dinero para conseguirlo. Y eso que incluso lo vende en la propia página de NIN.

Estimo que muy posiblemente han vuelto los problemas con Interscope, a cuenta de los royalties, que han debido de contabilizarlos como los mismos que cuando apareció el disco, en 1989, sin tener en cuenta la última revisión del contraato de NIN.

En cualquier caso, es un caso que se estudiará como la ruptura de los artistas con sus compañías en tiempo de la muerte discográfica del viejo negocio. Digno de estudiar, si señor.