Una fiesta de la Quantas, la línea aerea australiana, en el hotel Roosvelt de Los Angeles, en frente del Teatro Chino, volvió a reunir a John Travolta y , 34 años después de que protagonizaran Grease.