D

David Bowie quiso pagar con vehemencia su amor por la Velvet Underground y como Lou Reed había fichado por su misma compañía en aquellos momentos, a comienzos de los años setenta, no hubo ningún problemas para que Bowie se comprometiera con la producción del segundo álbum de Lou Reed para RCA.

Me contó Mick Ronson que Bowie se portó bastante mal con Lou Reed en Londres. Primero, le metió en un hotel de vergüenza y, luego, en un apartamento deprimente.

En realidad, Mick Ronson fue el verdadero productor de Transformer, que ha sido elegido el mejor álbum de Lou Reed de toda su carrera.

Grabado en Trident, con Ken Scott y con todo el equipo de Bowie, que sólo se comprometió más en los coros, cuenta con cuatro obras mestras: ‘Vicious', ‘Perfect day', ‘Satellite of Love' y, por supuesto, ‘Walk on the wild side'.

Todas las canciones nunca hubieran sonado así si no las hubiera armonizado Mick Ronson, como se nota en una segunda re-edición de Transformer , que contiene la maqueta de algunos temas con la guitarra de Ronson.

Eduardo recibirá un CD especial recopilado especialmente por Julián Ruiz.

Este es el resultado de la votación de los lectores:

1.- “TRANSFORMER

2.- “BERLIN”

3.- “CONEY ISLAND BABY”

4.- “NEW YORK”

5.- “MAGIC AND LOSS”