Veinte mil esterlinas de salida en una subasta  para este traje que lució en la portada de Back to Black. Esta es un sociedad perversa y absolutamente estúpida.