TONY BENNETT LUCHA CONTRA EL ALZHEIMER

Escucha Tony Bennett
en Amazon Music Unlimited (ad)

Videos: Tony Bennett, the '60s - JazzWax

El legendario cantante Tony Bennett, que tiene 94 años, ha descubierto que lleva cuatro años luchando contra el Alzheimer.

La gran voz de «Rags To Riches» y «I Left My Heart in San Francisco», el último de los grandes crooners, anunció ayer que lleva años viviendo con la enfermedad neuro-generativa en un artículo publicado en la revista AARP.

«La vida es un regalo, incluso con el Alzheimer. Gracias a Susan y a mi familia por su apoyo, y a AARP The Magazine por contar mi historia», escribió el artista en Twitter.

El ganador de 19 premios Grammy en una carrera de más de 75 años, fue diagnosticado con la enfermedad hace cuatro años, en 2016. A pesar de ello, AARP informa de que el cantante ha seguido trabajando en la continuación de «Cheek to Cheek», su álbum de 2014 de estandars del jazz en colaboración con Lady Gaga.

Ambos han grabado el álbum «en sesiones muy espaciadas, entre 2018 y principios de 2020», y ya se prepara su lanzamiento para primavera.

El nuevo LP «ofrece exuberantes y magníficos dúos, con ambos cantantes con una voz soberbia», pero la familia de Bennett sospecha que no podrá conceder entrevistas promocionales, lo que les ha llevado a tomar la decisión de hacer público su diagnóstico.

Tony Bennett reveals why a photo with Amy Winehouse is his favourite | Express.co.uk

Estos días Bennett está tranquilo con su esposa Susan Benedetto en su apartamento de Nueva York, pero se dice que la enfermedad progresa lenta pero inexorablemente.

John Colapinto de AARP nos lo explica mejor:

«Bennett, diagnosticado por primera vez en 2016, se ha librado hasta ahora de la desorientación que puede llevar a los pacientes a deambular fuera de casa, así como de los episodios de terror, rabia o depresión que pueden acompañar al aterrador alejamiento de la realidad que provoca el Alzheimer; y, de hecho, podría no desarrollar nunca estos síntomas».

«Pero había pocas dudas de que la enfermedad había progresado. Incluso sus cada vez más raros momentos de claridad y conciencia revelan la profundidad de su debilidad. En un momento dado, mientras Susan y yo charlábamos, Tony levantó de repente la vista del libro que tenía en el regazo y, mostrando esa sonrisa suya tan familiar, me preguntó en su susurro: «¿Qué tiempo hace fuera? Si no hubiera sabido que él y Susan acababan de volver de pasear a su perro por el parque, no habría sospechado que algo andaba mal».

Búsqueda de Tema | La Prensa Panamá

Colapinto también ha visto «crudas imágenes documentales» que revelan la gran carga emocional del diagnóstico de Bennett en Lady Gaga mientras grababan su último álbum, sin fecha de edición oficial pero de próximo estreno.

«El dolor y la tristeza en el rostro de Gaga son claros en esos momentos. Pero nunca más que en una secuencia extraordinariamente conmovedora en la que Tony (un hombre al que ella llama ‘un mentor increíble, y amigo, y figura paterna’) canta un pasaje en solitario de una canción de amor».

«Gaga mira, desde detrás de su micrófono, su sonrisa se quiebra en un temblor, sus ojos rebosan, antes de ponerse las manos sobre la cara y sollozar».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.