Tom Petty fue cabeza de cartel en el Festiva del Nueva Orleans, junto con Bruce Springsteen. Tom dice que los Heartbreakers jamás han sonado como en este gira.