murió de una sobredosis DE OPIACEOS , COMO PRINCE.

Se dice que su muerte fue accidentalmente después de tomar varios analgésicos. Tom Petty sufría de muchas dolencias graves … con dolores terribles por culpa de  una fractura de cadera

Los familiares dicen que creen que estaba abusando de los medicamentos recetados para combatir al dolor cuando murió en octubre del año pasado ,  a los 66 años.

Tom Petty fue encontrado inconsciente, sin respirar y con un paro cardíaco completo en su casa de Malibu,  el 2 de octubre.Fue llevado al hospital, pero no pudo ser reanimado y murió más tarde , esa  misma noche.Se había pasado con las pastillas y de nada valió una limpieza de estómago.

La familia de Petty se reunió con un médico forense y contaron lo siguiente en un comunicado :

“El día de su muerte, se le informó que su cadera se había degenerado  por completo y que es nuestra sensación de que el dolor era simplemente insoportable y esa fue la causa del  uso excesivo de la medicación”.

Recuerdo que Tino Casal tuvo una necrosis en la cadera. Se auto- medicó y casi muere una noche,porque había tomado demasiadas pastillas para el dolor.  Fue antes de que hicieramos “Eloise”. 

Y los familiares han reconocido

Sabíamos antes de que el informe se compartiera con nosotros que se le prescribieron varios analgésicos para una multitud de problemas, incluidos los parches de Fentanyl, y confiamos en que fue, como descubrió el forense, un desafortunado accidente”.

Agregaron que su muerte “puede provocar una mayor discusión sobre la crisis de los opiáceos y creemos que es una discusión necesaria y saludable”.Los opioides son un problema tan americano y tan trágico.

La oficina forense de Los Angeles atribuyó su muerte a “fallo multiorgánico de órganos” debido a una “toxicidad mixta” de siete medicamentos. Son fentanilo, oxicodona, emazepam, alprazolam, citalopram, acetil fentanilo y despropionil fentanilo.

Los años de prescripción excesiva de analgésicos opiáceos en EE. UU. Han creado una crisis de adicción en todo el país, en la que los pacientes recurren a la heroína y a otras drogas cuando terminan sus recetas.

En 2016, las sobredosis relacionadas con los opiáceos aumentaron en un 28%, matando a 42,249 personas.