Un cada día más radicalizado , el maravilloso guitarrista y nuestro favorito, ha acusado a Barack Obama de “criminal de guerra”  por permitir las matanzas en Afganistán, Pakistán y en muchos países árabes por culpa del petroleo que necesita Estados Unidos.

Morello justifica esa aseveración, porque Obama ya no tiene ningún remordimiento de nada, absolutamente de nada. Asegura que no reconoce ya al presidente.

Todo ello cuando el “facha”, el aspirante a vicepresidente, el economista Paul Ryan aseguró que era un enorme fan de .

Tom Morello ha contestado rabiosa y ha pedido que Dios se encargará de semejante tipejo, un imbécil absoluto.

Hay rumores de que Rage Against The Machine vuelvan a reunirse, pero no se han concretado. Sony lanza otra vez el primer album, como pequeña obra maestra. De Audioslave, el gran supergrupo, Morello ya no quiere hablar.